Los miserables: Jean Valjean y el Obispo Myriel

En los próximos días se estrenará una película musical basada en “Los Miserables” la obra de Víctor Hugo. Algunos comentarios acerca de la obra enfatizan la actualidad de su argumento considerando los tiempos que nos toca vivir. Víctor Hugo relatará, entre otras muchas historias, el levantamiento que se producirá en París de unos jóvenes que se enfrentarán a un sistema que no protege sino que condena a más pobreza y desesperanza a muchos ciudadanos. Visto con cierta perspectiva, es irónico que mucho tiempo después haya tantos que también parecen condenados a la pobreza y a la desesperanza y otros que también se levantan contra ese sistema que condena a lo mismo.

Pero hay algo de la obra de los Miserables que casi siempre se soslaya, quizás porque transcurre en los primeros momentos de la obra y luego esta avanza llena de interés contando una historia apasionante que sospecho nos hace perder la primera referencia. Me refiero al encuentro entre Valjean y el Obispo Myriel. El Obispo acogerá a Valjean en su casa, y este huirá robándole la cubertería de plata. Cuando es detenido por la policía será llevado a la presencia del Obispo con el fin de acusarle del robo. Y aquí está la primera gran bofetada a nuestra conciencia: El Obispo dirá que la cubertería se la ha regalado y que, incluso, se marchó sin llevarse los candelabros.

Sí, un hermoso gesto de amor y desprendimiento que cambiará y transformará a Valjean. El actor Hugh Jackman que interpreta a Valjean en el último musical a punto de estrenarse hablará de “transfiguración” respecto a la experiencia que vive Valjean. Me parece bien traída esa expresión. Un gesto que leyendo el libro y habiendo visto cualquier versión sobre la obra no deja de conmovernos.

Pues bien, un gesto de amor será el punto de partida y cambio de la vida de un ser humano. A partir de ahí se convertirá en un recuerdo permanente, en una guía para su vida. Y esa vida hará mucho bien a lo largo de su existencia.

Cuentan que Arquímedes dijo “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Tengo para mí que en los tiempos que corren es más necesario que nunca tener un gesto de amor, entrega y servicio tal y como lo tuvo el Obispo Myriel. Posiblemente eso si mueva el mundo. Tal y como está creo que lo necesita como “agua de mayo”.

Publicado en: General
3 comments on “Los miserables: Jean Valjean y el Obispo Myriel
  1. Candemor dice:

    Buen mensaje…

  2. JAG dice:

    Es curioso, de la película solamente recuerdo la escena en que el obispo dice que le regaló la cubertería y que se olvidó los candelabros….
    Hay mensajes que nos llegan a muchos…probablemente sea una de las características que distingue a los más brillantes.

  3. bgona dice:

    Me encanta ese encuentro. Siempre que lo leo me hace llorar y estoy deseando verlo en la película. No creo que el musical consiga darle toda la importancia que tiene. Creo que es el único fallo que le veo al musical, con lo maravilloso que es. Mi favorito entre todos los que he visto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>